Compliance

La política de responsabilidad social tiene como objetivo favorecer una cultura de responsabilidad, con carácter global, que contribuya a la creación de valor de forma sostenible para la sociedad, socios, ciudadanos, clientes y comunidades en las que las empresas del Grupo Catalá desarrollan sus actividades.

Están entre nuestros compromisos retribuir de forma equitativa a todos los colectivos que contribuyen al éxito de nuestro proyecto empresarial y emprender nuevas inversiones considerando su retorno social, generando empleo y riqueza para la sociedad con una visión a largo plazo que procure un futuro mejor sin comprometer los resultados presentes.

La Política general de responsabilidad social tiene por objeto establecer los principios básicos y el marco general de actuación. Esta política se concreta en los siguientes compromisos.

  • Gestión de los Recursos Humanos
  • Prevención de riesgos laborales
  • Ética empresarial
  • Medio Ambiente
  • Calidad, Seguridad Alimentaria y Fraude Alimentario. 

Disponemos de nuestros canales de denuncia de irregularidades que protegen a la empresa, a los denunciantes y a los afectados.

La cultura corporativa de Grupo Català se caracteriza por una clara responsabilidad, respeto mutuo, confianza, integridad y la transparencia.

La conducta legal, la competencia leal y el respeto por los derechos humanos son parte integral de nuestras actividades comerciales y una condición importante para la consecución del éxito sostenido que sólo puede conseguirse cumpliendo los requisitos legales.

La protección de valores como honestidad, integridad, equidad y confianza sustenta nuestro sistema de denuncias, creado con el fin de velar por el cumplimiento de la legislación nacional e internacional vigente, así como la de la propia compañía.

Durante más de 10 años, en Grupo Catalá, hemos estado trabajando con Sedex, uno de los proveedores de servicios de comercio ético líderes en el mundo, utilizando sus herramientas de auditoría de evaluación práctica y su red comunitaria para apoyar y mejorar continuamente las prácticas sociales y éticas en toda nuestra cadena de suministro.