Albaricoque

Los romanos introdujeron este delicado manjar en Europa desde el lejano oriente vía Armenia y lo llamaron… “manzana precoz” porque el albaricoque madura antes que otras frutas.

El albaricoque, también conocido como damasco o albérchigo, es el fruto del albaricoquero -árbol de la familia de las Rosáceas, que incluyen más de 2000 especies distribuidas por todo el mundo-, originario de las zonas templadas de Asia.

El albaricoque se consume fresco, seco o en zumo. Los más dulces y jugosos se encuentran a finales de primavera y durante el verano. Es una fruta muy delicada por lo que tiene que tratarse con mucha precaución; está en su punto cuando al presionarlo se aprecia una consistencia blanda.

Las variedades más destacadas del albaricoque son: bulida, camino, nancy, paviot, moniquí, currót, galta roja, ginesta, mitger, etc.

Propiedades nutritivas

Composición por 100 gramos

Calorias (KCAL) - 39.7
Hidratos de carbono (G) - 9,5
Fibra (G) - 2,1
Potasio (MG) - 290
Magnesio (MG) - 12
Provitamina A (MCG) - 27
Vitamina C (MG) - 7

Calendario